Niterider nació gracias a que un surfista quisiera iluminar sus trayectos nocturnos sin éxito y decidiera crear la mejor iluminación posible para este fin; en San Diego, California, allá por 1989. Proveen de excelente rendimiento, como la resistencia al agua, alta potencia, ligereza y libertad de movimiento. Cuenta con la primicia en luces para bicicleta con control digital y luz HID, así como en recarga USB. Niterider y Aerodevil para aquellos que aman rodar en medio de la oscuridad, como tú, la clave de la supervivencia radica en no sólo ser visto sino también poder ver con claridad el camino.